17 de diciembre de 2015

Boolino Friends: Hoy leemos el libro "Think about things



Gracias a mi colaboración con Boolino, tenemos el placer de poder disfrutar en casa del libro "Think about things" de Mireia Canals y Sandra Aguilar y de la editorial SALVATELLA. Pertenece a la colección Emotions Collection (inglés) y está recomendado para una franja de edad bastante amplia comprendida entre los 2 y los 8 años.

Con "Think about things" trabajas principalmente las emociones, cómo expresarlas y el ser responsable con las cosas. La historia te presenta a Anna y a Pete, a través de una aventura que vivirán y por la que reconocerán, aprenderán y pondrán en práctica toda clases de emociones, enfado, rabia, tristeza, alegría, miedo, etc.

Mi hija mayor tiene 5 añitos recién cumplidos, y es en este año cuando su incursión en el inglés ha comenzado a ser mayor y cuando muestra más curiosidad e iniciativa para aprender otro idioma.  Por suerte, en casa, convivimos con varios idiomas debido principalmente al trabajo de mi marido y a mi idioma materno lo que nos ha facilitado trabajar este libro con ella. Un momento de diversión y creatividad a tope.



De partida, "Think about things" es un libro, que según hemos ido avanzando en casa con él, te va enganchando cada vez más.  Resulta muy difícil no acabar un cuento con un niño porque desean saber el final, casi, inmediatamente, pero nos ha sido muy grato saber la gran curiosidad que le ha suscitado tener entre manos un cuento en inglés.

Es un libreto muy manejable y muy bien ilustrado.  Con imágenes claras, muy fáciles de entender por una niña que empieza a leer sus primeras palabras escritas.

A pesar de que el nivel de inglés de "Think about things" es medio, por lo que lo concreto para una edad de alrededor 7-8 años con un inglés fluido, ya sabéis que se puede y desde luego se debe empezar a sumergir a los niños en otros idiomas desde pequeños.  Así, que en casa, nos hemos sentado haciendo un coro, con mis dos peques de 5 y 3 años, y hemos leído primero y explicado después el contenido del libro.  

Hecho de menos poder tener alguna ficha para trabajar con ellos después sobre el contenido.  No obstante siempre la podemos elaborar nosotros enfocándola al nivel de comprensión del peque.  Que sepáis que mi hija, después, cogía el libro y lo leía interpretando las imágenes, en castellano, claro, pero recordando colores y formas y nombres en inglés. Y después mi hijo...a su manera...jiji

Para nosotros ha sido todo un éxito. Hacedme caso y regalad cuentos, sencillos o más complicados, aunque no os los pidan. Disfrutad con ellos de ese momento.  Les encanta participar.

Besotes